Trece monjas mueren en Nueva York en el nuevo pico de la pandemia

Efectos Económicos

El canal WNYT confirmo los decesos de 13 monjas que se encontraban residiendo en el convento de las hermanas de San Jose de Carandolet situado en Albany, capital del estado de Nueva York. El Departamento de Salud informo que solo fueron 9 de 13 monjas infectadas, aunque en distintos medios no oficiales dicen que en realidad el número de muertes fueron 13 de 22 contagiadas.

La congregación se une al dolor de los miles de residentes del estado que han perdido algún ser querido, esta congregación lleva establecida por alrededor de 370 años y fue creada en Francia. Las muertes fueron reportadas entre noviembre a diciembre. Medios oficiales confirmaron que se había detectado un contagio en el pasado, pero no había habido fallecidos, ahora sale a la luz que cuatro muertes asociadas con la congregación habían sido reportadas por los hospitales, pero hubo otras muertes que no fueron reportadas por el Departamento de Salud del Condado de Albany. En el informe se establece que el convento donde han fallecido estas monjas, no está siendo supervisado por el Departamento de Salud del estado y otras agencias reguladoras.

Las religiosas han dicho que ya es demasiado complicado convivir con la situación de la pandemia y verse con las manos atadas de no poder ayudar a los necesitados en la forma en la que ellas deseen y aún más complicado es ver personas de su mismo círculo enfermarse sin poder ellas ir al rescate aun estando en el mismo lugar.